La Fruta de Otoño, sabor y salud

Fruta de Otoño, sabor y salud

Con el cambio de estación y la llegada del Otoño, además de días más templados y grises, llega también esa fecha en la que podemos disfrutar de nuevos sabores, como ocurre con las frutas de temporada. En estos días los mercados se llenan de colores, así que aprovechad para daros un paseo por los comercios de vuestra ciudad y llevaros alguna que otra pieza de fruta, que además de riquísimas, al tratarse de alimentos cargados de vitaminas, os va a venir muy bien para cuidar la salud.

En este post os vamos a informar sobre los beneficios que le reporta a nuestro organismo consumir las distintas frutas de Otoño, como las granadas, los caquis, las chirimoyas, los madroños, las uvas, las manzanas, etc.

Frutas de Otoño: Granadas
 

Frutas de Otoño: Propiedades

La fruta, además de salud, también nos aporta bienestar, ya que se trata de un producto fresco cargado de sabor, todo un regalo para nuestros sentidos. Entre otras, hoy os vamos a hablar de las siguientes:

 

Granadas

Las Granadas son frutas sabrosas, llamativas, muy sanas y de carácter exótico, tienen un alto contenido en antioxidantes. Favorecen la salud cardiovascular y previenen el cáncer. Se encuentran entre los alimentos beneficiosos para el cuidado de la piel. Son ricas en vitaminas del tipo A, B y C.

 

Chirimoyas

Las Chirimoyas son una fruta ideal para personas con problemas cardiacos, hepáticos, nefríticos y para la osteoporosis. Aportan muchas vitaminas A y C, además de algunos minerales, como el fósforo y el calcio.

 

Caquis

Los Caquis tienen muchas vitaminas, como la beta caroteno, provitamina A, vitamina C, vitaminas B1 y B2, y minerales como el potasio. Es una fruta rica tanto en agua como en fibra soluble, lo que quiere decir que son una estupenda opción para aquellas personas que padecen de estreñimiento.

 

Mangos

Los Mangos son una deliciosa fruta tropical, cada vez más típica en nuestros mercados. Se caracteriza por tener un alto contenido en vitaminas A y C, que junto a sus ácidos málico y palmítico, la hacen excelente como antioxidante y nos previene de las alergias o las enfermedades cardíacas.

 

Madroños

Los Madroños, más difíciles de localizar en las tiendas, son una de esas frutas que solemos encontrar cuando vamos dando un paseo por el campo. De sabor ácido cuando está verde y dulce cuando madura y presenta ya un color rojo intenso. Contiene vitamina P, pectina, flavonoides y taninos, lo cual le confiere propiedades antisépticas, astringentes, antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas. Al alcanzar la madurez, los azucares de este pequeño fruto comienzan a fermentar y a producir alcohol de forma natural, por lo que si abusamos comiendo mucha cantidad, puede incluso producir síntomas de embriaguez y dolores de cabeza.

 

Naranjas

Las Naranjas también tienen su esplendor en estas fechas, su mayor producción se sitúa entre los meses de Octubre a Mayo. Es muy recomendable tomarlas en zumo, pero también es interesante saber que nos aporta mucha fibra si ingerimos su pulpa. Tiene mucha Vitamina C y contiene, entre otros elementos, magnesio, potasio, fósforo, calcio, ácido fólico, cobre y zinc. Por todo ello, favorece nuestro sistema inmunológico, ayuda a mejorar la cicatrización, y actúa como antioxidante.

 

Manzanas

Las Manzanas son diuréticas e ideales para perder peso, reducen la acumulación de líquidos, los calambres en los miembros inferiores, además de la presión arterial alta debido a su gran cantidad de potasio. El 85% de su peso es agua y el resto está compuesto de hidratos de carbono, más vitaminas como la A, C, B1, B2 y vitamina E.

 

Peras

Las Peras, además de ser muy beneficiosas para el aparato digestivo, tan solo consumiendo una al día pueden frenar el daño oxidativo causado por los radicales libres, así como fortalecer el sistema inmunitario. Son ricas en vitamina C, E y las del grupo B. También contienen potasio, calcio y hierro entre otros minerales.

Frutas de Otoño: Madroños
 
Los expertos aconsejan tomar entre tres y cinco piezas de fruta al día y si procuramos que dos de ellas sean cítricas, nuestras necesidades diarias de vitamina C quedarán perfectamente cubiertas. Has de saber que el otoño es el momento propicio para fortalecer nuestro sistema inmunitario y estimular las defensas frente a las agresiones del frío que comienza a llegar. Por ello que sea tan recomendable tomar fruta que contenga mucha vitamina C, presente en las naranjas, las mandarinas, los mangos o incluso en los kiwis, una de las frutas más ricas en vitamina C.

Si os apetece compartir vuestros gustos frutales con nosotros, os invitamos a hacerlo a través de los comentarios. Y no os olvidéis de comer fruta a diario, vuestra salud os lo agradecerá.